Skip to main content

Tips para sobrevivir a los excesos en la época estival.

Llega el verano y con él la diversión, tiempo libre, picoteo y también los excesos. Comemos fuera más veces de lo normal y eso se nota en nuestro cuerpo ya que siempre volvemos de las vacaciones con algún kilo de más. Sin embargo, esto se puede remediar con unos tips que compartiremos contigo en este artículo para poder sobrevivir en la época estival y que el verano no deje huella en nuestro cuerpo ¡Toma nota!¡Empezamos!

Una dieta saludable es fundamental en cualquier época del año, pero en verano aún más ya que las altas temperaturas afectan al metabolismo digestivo directamente, haciendo que nuestro organismo necesite de cuidados especiales. La alimentación combinada con ejercicio físico y alguno de los tratamientos que ofrecemos en Clínicas Esquivel harán que llegues a septiembre mejor que nunca.

Tips para no ganar peso en verano.

Sobrevivir al ansiado momento de las vacaciones sin que la báscula no pase factura no es tan complicado:

  • Extra de hidratación. A causa de las altas temperaturas, nuestro cuerpo tiene un exceso de sudoración y es necesario beber más agua ¡no hay que esperar a tener sed!
  • Elimina las bebidas calóricas. Los refrescos azucarados o el alcohol son ricos en calorías vacías. Dichas calorías no engordan, pero no proporcionan nutrientes esenciales al organismo. Asimismo, causan pesadez tras su ingesta.
  • Te recomendamos métodos de cocción que no necesiten mucho aceite (plancha, vapor, papillote, horno, grill, etc) y que evites alimentos empanados, rebozados o salsas.
  • Aumenta la ingesta de fibra y antioxidantes naturales (verduras y frutas) que ayuden a regular el ritmo intestinal. Es conveniente comer dos raciones de verduras y tres piezas de fruta diariamente. Las legumbres hay que consumirlas de 3 a 4 veces a la semana.
  • Reduce los alimentos con azúcar tales como la miel, pastelería y bollería industrial. Al igual que hay que disminuir el consumo de sal ya que ayuda a llevar una dieta saludable y perder peso.
  • Modera el consumo de carne roja y aumenta la ingesta de pescado (caballa, atún, salmón, sardina, etc).
  • Es primordial hacer cinco comidas todos los días. Esto evita que lleguemos a la mesa con hambre. En tu bolso no pueden faltar tus tentempiés saludables para hacer frente a la ansiedad (fruta, nueces, almendras sin tostar…). Una de las claves es desayunar bien y que la cena sea menos copiosa) ¡Modera las cantidades y mide tus raciones!
  • Activa el cuerpo y muévete. En verano ¡no hay excusas! El ejercicio perfecto es una mezcla de ejercicio aeróbico junto con otro de resistencia. Subir escaleras, caminar o correr por la playa o montaña hará que digas adiós a la vida sedentaria y actives el cuerpo y la mente.

Por último y por eso no menos importante vamos a hablar de los tratamientos que harán que llegues de tus vacaciones con un cuerpo 10. En Clínicas Esquivel contamos con tratamientos reductores que han revolucionado el mundo de la estética.

  • Hidrolipoclasia + cavitación. Consiste en la aplicación de solución salina y otras sustancias naturales como alcachofa y l-carnitina, en zonas de adiposidad localizada. La mezcla entre la cavitación y la solución inyectada produce la ruptura de las células grasas y su eliminación mediante la circulación sanguínea y linfática.
  • Presoterapia: Consiste en la aplicación de presión positiva sobre diferentes zonas del cuerpo, con el fin de favorecer la circulación del flujo sanguíneo y linfático. Esta presión incrementa el suministro de sangre a la piel, nutriendo los tejidos y facilitando así la regeneración celular.

Este verano si sigues estos consejos al pie de la letra sobrevivirás a los excesos y no temerás a la báscula cuando vuelvas de las vacaciones. Si quieres presumir de tu cuerpo, pásate por Clínicas Esquivel, los profesionales que trabajan allí te asesorarán e informarán sin compromiso ¡Te esperamos!

Leave a Reply