¿Rinoplastia o Rinomodelación?

Muchas personas confunden un procedimiento con el otro. Muchos vienen pidiendo cita para un rinomodelación cuando lo que necesitan para ver el resultado que desean es indiscutiblemente una rinoplastia. Aunque una rinomodelación con ácido hialurónico funciona maravillosamente para la nariz de tu vecina, no necesariamente funcione para arreglar las imperfecciones de la tuya. Cada caso es único y la solución se recomendará de acuerdo a la fisionomía del paciente como de los resultados que desea. Pero, ¿cuál es más conveniente para ti? Eso dependerá de tu caso y de la valoración médica. En este post te contamos todo lo que necesitas saber sobre ambos procedimientos.

La Rinoplastia.

Es un procedimiento quirúrgico que ofrece la posibilidad de abordar no solo cuestiones estéticas sino también funcionales. Muchos pacientes llegan con preocupaciones puramente estéticas y no es hasta después de la cirugía que se dan cuenta de que pueden respirar bien por primera vez en sus vidas.

A diferencia de la rinomodelación, la rinoplastia tiene resultados permanentes y es realizada en un quirófano bajo anestesia general. Es un proceso que permite la manipulación completa y precisa de la nariz y de su forma, dando acceso al cambio tanto de la parte funcional como de la estética. 

Ahora, si buscas una solución temporal y el médico lo considera, serías candidato para la rinomodelación con ácido hialurónico.

¿Qué es la rinomodelación?

La rinomodelación es un procedimiento no invasivo que mediante una inyección de ácido hialurónico se puede lograr elevar la punta nasal, aumentar el ángulo naso labial y el naso frontal, así como disimular la prominencia de los huesos propios de la nariz. 

Entre sus beneficios podemos considerar que no tarda más de 10 minutos y la recuperación y visualización de los resultados es inmediata. También es una solución más económica que una cirugía. No sustituye la cirugía plástica ya que sus resultados son temporales y dependerán de las necesidades del paciente. El efecto puede durar de 6 a 12 meses y es totalmente libre de complicaciones. Además, es un tratamiento ¡prácticamente indoloro! 

Es esencial que consultes con un profesional para que pueda evaluar tu caso y recomendarte el procedimiento más favorable para ti. En Clínicas Esquivel ofrecemos ambas opciones, la rinoplastia y la rinomodelación. Acércate a cualquiera de nuestros centros y agenda tu cita para una valoración gratuita y libre de compromisos.

Leave a Reply