was successfully added to your cart.
Estética facialRellenos Faciales

Rellenos Faciales: Ácido Hialurónico

By diciembre 14, 2017 No Comments

RELLENOS FACIALES: ACIDO HIALURÓNICO

Las últimas tendencias de belleza a nivel mundial, muestran que tanto hombres como mujeres, buscan recuperar un aspecto rejuvenecido, descansado y natural, sin someterse a una cirugía propiamente dicha. Los factores genéticos, el paso del tiempo, el sol, el estrés y los expresiones faciales hacen que la piel pierda la hidratación, luminosidad y elasticidad, y como consecuencia comienzan a aparecer arrugas finas que con el tiempo se profundizan.

Los rellenos faciales constituyen una de las técnicas de rejuvenecimiento facial más populares, que se utilizan para la corrección de líneas y arrugas, el modelado facial, para aportar volumen y tersura a la piel, suavizarla y revitalizar su apariencia. Es un método estético revolucionario no-quirúrgico que consiste en inyectar sustancias absorbibles en el organismo para aportar volumen o rellenar determinados sitios.

El ácido hialurónico es la única sustancia de relleno biológicamente compatible, es por esto que es seguro y es el relleno de elección en nuestras clínicas. Los rellenos faciales de ácido hialurónico, se utilizan hoy en día para múltiples áreas de la cara:

  • Aumentar el volumen los labios.
  • Definir el contorno mandibular.
  • Aumentar el volumen del mentón.
  • Rellenar los surcos nasogenianos.
  • Disimular ojeras.
  • Corregir secuelas de acné.
  • Embellecer mediante hidratación la piel produciendo un brillo especial en mejillas y cuello.

El relleno se realiza previa aplicación de anestesia tópica. Con una aguja ultrafina y una cánula pequeña se inyecta el ácido hialurónico en la dermis en diferentes puntos a lo largo del área de tratamiento y a lo largo de la extensión de la arruga o pliegue hasta que se haya logrado la corrección máxima. Si no se ha utilizado anestesia local, es posible que apenas sienta las inyecciones. Es posible que presente algo de enrojecimiento, una leve sensación punzante, hinchazón o moretón. En general, estos síntomas desaparecen en el transcurso de dos a tres días. Los pacientes pueden retomar sus actividades normales inmediatamente.

Los resultados se observan inmediatamente en la zona tratada, aunque los resultados finales serán visibles en el transcurso de 1 a 2 semanas. Con el tiempo (6 meses a 1 año aproximadamente) el cuerpo absorberá el ácido hialurónico, por lo cual los resultados no son de larga duración.

El médico debe abrir el producto frente al paciente. Además, debe entregar el troquel del producto inyectado y, más allá de la individualidad de cada producto, es importante utilizar únicamente aquellos que cuentan con las aprobaciones regulatorias a nivel mundial como la FDA de EEUU. Si bien, estos son tratamientos mínimamente invasivos, es fundamental recurrir a médicos especialistas en estas técnicas de aplicación

Leave a Reply

WhatsApp chat