En el mundo de la belleza, hay una variedad de procedimientos a los que la gente puede someterse para mejorar su aspecto. Uno de estos procedimientos es el aumento de pómulos, que puede realizarse mediante cirugía o utilizando rellenos inyectables. 

Aunque la cirugía puede ser la opción más tradicional, los rellenos inyectables son cada vez más populares debido a su naturaleza mínimamente invasiva y a su menor tiempo de recuperación. 

Si estás pensando en un aumento de pómulos pero no estás seguro de si la cirugía es adecuada para ti, sigue leyendo para saber todo lo que necesitas saber sobre el relleno con ácido hialurónico de pómulos.

Los pómulos

​​Los pómulos son un pequeño hueso de nuestro cráneo que está situado en paralelo a la nariz, justo en la parte superior de las mejillas. También se conoce como hueso cigomático. La función principal de los pómulos es dar soporte a los músculos de la masticación. 

Estos músculos están unidos al hueso mediante tendones, y trabajan juntos para mover la mandíbula inferior hacia arriba y hacia abajo. Sin embargo, cuando hablamos de pómulos, solemos referirnos a toda la sección de la cara -incluida la musculatura y la piel- que se encuentra encima de este hueso. 

El pómulo es un rasgo facial importante por varias razones. En primer lugar, proporciona un soporte estructural a los ojos y protege el cerebro. En segundo lugar, interviene en las expresiones faciales, sobre todo cuando sonreímos o fruncimos el ceño. Y, por último, el pómulo puede afectar la simetría general de la cara. 

Por éstas y muchas otras razones, el pómulo es una parte importante de nuestra anatomía.

Relleno de pómulos con ácido hialurónico 

Para los pacientes con mejillas planas o hundidas, el relleno de mejillas con ácido hialurónico puede ofrecer una mejora significativa del aspecto. Esta técnica permite remodelar los rasgos faciales, con lo que se consigue un aspecto más juvenil y estético. Los resultados son naturales, y el procedimiento es una excelente alternativa a otras técnicas que requieren cirugía. 

Además, el ácido hialurónico ayuda a recuperar la firmeza de la piel y ofrece resultados duraderos. Para quienes se planteen este procedimiento, les recomendamos consultar a un profesional cualificado para garantizar el mejor resultado posible.

En qué consiste este relleno

El relleno de pómulos es un procedimiento médico estético que consiste en inyectar ácido hialurónico en la zona de los pómulos. Esto ayuda a rellenar la piel y mejorar el aspecto de las mejillas hundidas o huecas. El procedimiento es relativamente rápido y fácil, y puede realizarse en una sola sesión de 15 minutos.

No hay tiempo de inactividad asociado al relleno de pómulos, y los pacientes pueden ver resultados inmediatos. Esto hace que sea una opción ideal para quienes quieren conseguir un aspecto juvenil sin someterse a una intervención quirúrgica. 

Aunque el relleno de pómulos no es una solución permanente, puede proporcionar resultados duraderos de hasta de un año antes de necesitar un retoque.

También podría interesarte: ¿Labios gruesos e increíbles? Sabemos cómo lograrlo

Beneficios 

El relleno de pómulos con ácido hialurónico puede ayudarte a mejorar el aspecto general de tu rostro. Si no estás contento con la forma de tus mejillas, o si se han ahuecado con el tiempo, este tratamiento te proporcionará volumen y dará un aspecto más juvenil. 

Además, también mejorará la armonía y la tensión facial. Al añadir volumen a tus mejillas, equilibrará tus rasgos y dará un aspecto más armonioso. Tanto si buscas un cambio sutil como una transformación espectacular, el relleno de pómulos puede ofrecer una amplia gama de beneficios.

Efectos secundarios

Los efectos secundarios más comunes son pequeñas reacciones locales que pueden ir acompañadas de irritación o presión. Sin embargo, estas reacciones suelen ser temporales y pasan rápidamente. En general, el relleno de pómulos es una forma segura y eficaz de mejorar el aspecto de tus mejillas con unos efectos secundarios mínimos.

Los resultados

El relleno de mejillas es una forma estupenda de añadir volumen a tus mejillas y crear un aspecto más juvenil. Los resultados se ven inmediatamente y de forma natural, gracias al ácido hialurónico que se utiliza. 

Esta sustancia se encuentra en nuestro cuerpo y es responsable de la producción de colágeno y elastina, que proporcionan firmeza y elasticidad a nuestra piel. Además, el ácido hialurónico ayuda a mantener los niveles de humedad de la piel, dándole un brillo saludable.

Los resultados del relleno de mejillas pueden durar de 8 hasta 12 meses, antes de necesitar un retoque.

En Clínicas Esquivel ofrecemos el aumento de pómulos sin cirugía mediante el uso de ácido hialurónico. Si no estás satisfecho con la forma o el volumen actual de tus pómulos, este tratamiento puede ser una buena opción para ti. 

Consulta con uno de nuestros médicos estéticos. Ofrecemos una variedad de tratamientos que pueden ayudar a mejorar tu aspecto y aumentar tu confianza. Ponte en contacto con nosotros ahora mismo para programar una consulta. 

Deja un comentario