Todos sabemos que las líneas de expresión se forman en nuestro rostro con el paso del tiempo, cuando nos reímos, sonreímos o fruncimos el ceño. Pero, ¿qué son exactamente? ¿Y hay algo que podamos hacer para prevenirlas o reducirlas? En este post, examinaremos más de cerca las líneas de expresión y ofreceremos algunos consejos para mantenerlas controladas.

¿Cuáles son las causas de la aparición de las líneas de expresión? 

Las arrugas y las líneas de expresión son un signo común de envejecimiento, pero también pueden estar causadas por el daño solar, el tabaquismo y las expresiones faciales repetitivas. 

La piel está formada por tres principales capas: la epidermis, la dermis y el tejido subcutáneo. 

La epidermis:

Es la capa más externa, y contiene colágeno y elastina, que ayudan a mantener la piel suave y elástica. 

La dermis:

Es la capa intermedia, y contiene vasos sanguíneos, linfáticos y nervios. 

El tejido subcutáneo:

Es la capa más interna, y está formado por células grasas que proporcionan amortiguación y apoyo. 

A medida que envejecemos, nuestra piel produce menos colágeno y elastina, y los tejidos grasos de la capa subcutánea empiezan a romperse. Este proceso puede acelerarse por genética, estrés, hacer expresiones faciales repetitivas, la exposición a los rayos UV del sol, así como por malos hábitos como: fumar, el alcohol, dieta no saludable o no dormir. 

¿Dónde aparecen las líneas de expresión?

Las arrugas son una parte normal del proceso de envejecimiento, pero suelen desarrollarse de forma más predominante en determinadas zonas. Las localizaciones más comunes de las líneas de expresión incluyen: boca, ojos, frente, entrecejo y mentón. 

¿A qué edad aparecen?

Aunque la piel de cada persona envejece de forma diferente, las líneas de expresión suelen empezar a aparecer a finales de los 20 o principios de los 30 años. Aunque al principio no se noten, tienden a acentuarse con el tiempo.

¿Cómo prevenir las líneas de expresión?

Hay muchas formas de ayudar a prevenir o reducir la aparición de arrugas y líneas de expresión. Un estilo de vida saludable es un buen punto de partida.

Usa protección solar: 

La protección solar es importante para personas de todas las edades, pero es especialmente importante para quienes se preocupan por los signos del envejecimiento prematuro. 

Los rayos ultravioleta del sol son la principal causa de las arrugas, las líneas de expresión y las manchas de la edad. Utilizando a diario un protector solar y evitando la exposición al sol durante las horas más intensas, puedes ayudar a prevenir la formación de estos signos reveladores del envejecimiento.

Usa crema facial hidratante para tu tipo de piel:

La hidratación facial es una parte importante de cualquier rutina de cuidado de la piel. Los humectantes ayudan a mantener la piel hidratada y pueden protegerla contra la sequedad, el enrojecimiento y la irritación. 

Sin embargo, es importante elegir la crema hidratante adecuada para tu tipo de piel. Los que tienen la piel seca deben buscar una crema hidratante con base oleosa y que contenga ingredientes como el ácido hialurónico. 

Los que tienen la piel grasa deben buscar una crema hidratante a base de agua que sea ligera y no grasa. Y los que tienen piel mixta puede que necesiten utilizar diferentes hidratantes en distintas partes de su rostro. 

Una vez que hayas encontrado la crema hidratante adecuada, aplícala todos los días, especialmente después de lavarte la cara. Para obtener los mejores resultados, utiliza movimientos circulares suaves y evita frotar demasiado fuerte. 

Recuerda que un poco de crema hidratante da para mucho. Así que empieza con una pequeña cantidad y aumenta según sea necesario.

Aliméntate de forma saludable 

Llevar una dieta sana es esencial para mantener una piel sana y de aspecto juvenil. Las frutas y las verduras, en particular, están repletas de antioxidantes y vitaminas que pueden ayudar a mejorar el aspecto de la piel. 

El salmón y otros pescados grasos contienen ácidos grasos omega-3, que son excelentes para mantener la piel hidratada y flexible. Y los frutos secos son otra gran fuente de grasas saludables. 

Así que si quieres mejorar tu cutis, asegúrate de incluir estos alimentos en tu dieta. Tu piel te lo agradecerá

Duerme de forma adecuada

No se puede exagerar la importancia de una buena noche de sueño. No sólo ayuda a mejorar tu estado de ánimo y tu función cognitiva, sino que también da a tu cuerpo la oportunidad de repararse.

Durante la noche los tejidos tienen una mayor capacidad de autorreparación. Esto significa que descansar 8 horas diarias puede marcar la diferencia en el aspecto de la piel.

Evita consumir alcohol y tabaco

Fumar y beber alcohol son dos de los principales culpables de las arrugas prematuras. Ambos hábitos hacen que se acumulen toxinas en el cuerpo, lo que puede provocar una menor oxigenación de la piel y un envejecimiento acelerado. 

Si quieres mantener tu piel con un aspecto joven y saludable, es importante reducir el consumo de alcohol y tabaco.

Exfolia tu piel

La mayoría de nosotros conocemos los principios básicos del cuidado de la piel: limpiar, tonificar e hidratar. ¿Pero qué pasa con la exfoliación? Este importante paso ayuda a eliminar las células muertas y otras impurezas de la superficie de la piel, dando a tu cutis un brillo saludable. 

Sin embargo, es importante no exagerar: exfoliar con demasiada frecuencia puede provocar irritaciones y rojeces. Así que intenta exfoliar tu rostro sólo una o dos veces por semana, y pronto verás los beneficios.

Usa una crema antiarrugas

No existe una crema milagrosa para las arrugas, pero hay una serie de tratamientos que pueden ayudar a reducir su apariencia. Una opción es utilizar cremas antiarrugas. 

Estas cremas están formuladas con ingredientes que pueden ayudar a rellenar y alisar la piel, como el ácido hialurónico, el retinol, los péptidos o la niacinamida. Aunque no eliminan por completo las líneas de expresión, ayudan a hacerlas menos visibles y a que la piel tenga un aspecto más saludable en general. 

Otra ventaja del uso de cremas antiarrugas es que pueden ayudar a prevenir la formación de nuevas arrugas al mantener la piel hidratada y protegida de los daños ambientales. Si estás pensando en utilizar una crema antiarrugas, asegúrate de consultar primero con un especialista que te ayude a escoger la opción adecuada para ti.

¿Cómo atenuar las líneas de expresión?

En Clínicas Esquivel ofrecemos varios tratamientos que pueden ayudarte a atenuar las arrugas y líneas de expresión. Hoy te hablaremos de 3:

Tratamiento antiarrugas

Nuestro tratamiento antiarrugas es una técnica de rejuvenecimiento facial que reduce  la apariencia de las arrugas, pliegues o surcos faciales. Para conseguirlo, se utiliza una aguja extrafina para infiltrar una sustancia inhibidora en el tercio superior de la cara. 

Esta sustancia actúa como relajante sobre los músculos responsables de determinadas expresiones faciales, como el entrecejo o la boca. Como resultado, la zona tratada tendrá un aspecto más terso y joven. 

El tratamiento antiarrugas es un procedimiento relativamente sencillo y no invasivo que proporciona resultados excelentes con mínimas molestias.

Radiesse, el lifting facial sin cirugía

Radiesse es un relleno dérmico que se utiliza para mejorar el aspecto de las arrugas y los pliegues de la piel. El principio activo de Radiesse es la hidroxiapatita de calcio, una sustancia natural del cuerpo humano. 

Cuando se inyecta en la piel, Radiesse proporciona volumen inmediato y también estimula la producción de colágeno, una proteína que ayuda a sostener la estructura de la piel. Al aumentar la producción de colágeno, las arrugas y los pliegues se reducen gradualmente, proporcionando un aspecto más juvenil. 

Radiesse se considera un tratamiento seguro y eficaz, y lo mejor de todo es que no requiere cirugía. Los resultados son naturales, inmediatos y visibles. 

Diatermia facial RF

La diatermia facial por radiofrecuencia es un tratamiento bioestimulador que aumenta la temperatura de los tejidos calentando la dermis. Este aumento de la temperatura de los tejidos provoca la producción de colágeno y elastina, estimula la circulación para reducir las arrugas de expresión y facilita el drenaje linfático para una piel más sana.

La diatermia facial es una forma excelente de conseguir una piel joven y reparada. Después de tu primera sesión, notarás que la mejoría en el aspecto de las líneas de expresión. A medida que pase el tiempo, ¡esta mejora también aumentará gradualmente!
Las líneas de expresión son un signo común del envejecimiento. Pueden prevenirse o reducirse con los tratamientos adecuados. Nuestro equipo de Clínicas Esquivel ofrece una variedad de servicios para ayudar a reducir las arrugas y las líneas de expresión. Ponte en contacto con nosotros hoy para programar una consulta y averiguar qué tratamiento es el mejor para ti.

Deja un comentario