Envejecer es inevitable, pero Clínicas Esquivel te puede acompañar para ralentizar este proceso. Desde Clínicas Esquivel queremos contarte que es posible prevenir y retrasar muchos de los signos del envejecimiento para que puedas verte y sentirte joven durante más tiempo. 

Cómo prevenir los signos de envejecimiento 

Envejecer conlleva una disminución gradual del colágeno y la elastina de nuestro organismo, dos proteínas esenciales para mantener una piel sana y de aspecto joven. Generalmente, este proceso comienza a partir de los 25 años.

Por eso, nuestros profesionales recomiendan hacer frente a esta pérdida de proteínas desde los 30 años mediante alternativas estéticas como la diatermia facial. Un tratamiento potente y no invasivo que ofrece resultados sorprendentes a nivel celular. Utilizando corrientes de alta frecuencia para penetrar en las capas profundas de la piel y así estimular la producción de colágeno y elastina. 

Este tratamiento cuenta con beneficios añadidos en retrasar la flacidez y la aparición de signos de envejecimiento en rostro y cuello: Estimula la circulación y facilita el drenaje linfático. 

3 beneficios de la Diatermia facial 

  • Estimula la producción natural de colágeno y elastina: Consigue una piel más flexible y resistente.
  • Estimula la circulación: Una piel con un aspecto más joven, sana y luminosa.
  • Drenaje linfático: disminuye el exceso de líquidos

Como resultado, obtenemos una piel visiblemente más luminosa, lisa y libre de imperfecciones, ya que se reducen las cicatrices de acné, la piel rosácea, la cuperosis y la hiperpigmentación. 

Resultados desde la primera sesión

Tras una sola sesión de  nuestro tratamiento Diatermia facial, se comienza a visibilizar los beneficios, luciendo una piel más tersa, lisa y firme. Los resultados pueden mejorar notablemente a medida que se continúa con el tratamiento. Esta valoración se realiza por parte de nuestro equipo médico-estético para realizar la mejor recomendación cubriendo todas las necesidades de nuestros pacientes. 

Edad indicada para empezar a prevenir el envejecimiento 

“Nunca es demasiado pronto -ni demasiado tarde- para empezar a pensar en cómo puedes cuidar mejor tu piel. Si estás llegando a los treinta años, ahora es el momento de desarrollar una rutina preventiva que te ayude a evitar los signos del envejecimiento prematuro.” – asegura el Dr. Esquivel.

En el caso de comenzar a visibilizar estos primeros signos de envejecimiento, es ideal iniciar una rutina de cuidado facial donde podamos cubrir las necesidades de las primeras capas de la piel mediante cosméticos adecuados, al mismo tiempo que actuamos sobre las capas más internas de la piel con tratamientos de estética avanzada para corregir estas imperfecciones desde el origen del mismo. 

Deja un comentario