¿Cómo tener una piel saludable?

Con el paso del tiempo, vuestro rostro va acumulando suciedad e impurezas producidas por la contaminación atmosférica y la propia grasa que generamos, obstruyendo los poros e impidiendo que la piel respire como es debido. Limitarnos a lavar el rostro y desmaquillarnos a diario no es suficiente para mantener una higiene saludable, por eso os recomiendo hacer por lo menos una vez al mes una limpieza facial profunda y apoyarte con tratamientos que renueven y revitalicen tu piel.

La apariencia de la piel no se recupera de un día a otro, por ello os recomiendo seguir la rutina que te contaré a continuación pues además de ayudarte a lucir un rosto más sano y joven, preparará tu piel para obtener mejores resultados con los tratamientos estéticos.

Tipo de piel

No todas las pieles son iguales y por ello existen diferentes tipos de productos para su cuidado. Es fundamental conocer qué tipo de piel tienes para escoger los productos correctos.

Limpieza del rostro

Limpiar la piel del rostro es indispensable para que el resto de cuidados que tengas valgan la pena. Recomiendo lavar mínimo dos veces al día, por la mañana para eliminar las toxinas que se desprenden al dormir y por la noche para fomentar la función reparadora del sueño.

Crema hidratante

Para mantener un adecuado nivel de hidratación, es importante utilizar una crema hidratante que absorba y permita equilibrar el nivel de agua de la piel. Para este paso os recomiendo aplicarla antes de acostarse y por la mañana.

Desmaquillar

Este paso es fundamental, pues al hacerlo de forma adecuada lograrás que la regeneración de la piel al dormir sea efectiva. Recuerda que desmaquillarte bien no implica que lo hagas de forma agresiva, entre más suave lo hagas mucho mejor.

Contorno de los ojos

La piel que rodea los ojos es especialmente fina y sensible, y presenta mayor deshidratación, por ello te recomiendo hidratarla tanto como puedas.

Exfoliación

Para este paso es importante que conozcas tu tipo de piel, pues si es grasa necesitará más exfoliación que la seca. Es recomendable hacerlo por lo menos dos veces por semana con productos suaves que no lastimen la piel.

Protección solar

Este es un punto que tiene gran importancia, porque aunque solo sea para ir a trabajar es fundamental aplicarte protección solar y asegurarte de que sea lo último que hagas durante tu rutina. 

Tratamientos estéticos 

Los tratamientos estéticos te ayudarán a potenciar los cuidados de tu rutina y a mantener tu piel limpia y perfecta. Te recomiendo dos que son muy efectivos: 

  • La higiene de microdermoabrasión: permite desintoxicar la piel, eliminar las toxinas, células muertas e impurezas, estimulando a la vez la renovación celular.
  • La dermalinfusión: es un novedoso tratamiento que rejuvenece y renueva las células de la piel en tres fases. En la primera se retira la capa superficial de células muertas, en la segunda se abren los poros y se realiza una extracción manual, y finalmente se nutre la piel con un serum, para luego aplicar una crema hidratante.

Recuerda que en cuanto al cuidado de la piel, la prevención es clave y la constancia aún más.

Leave a Reply